La familia de Jesús

Hoy es un día de contemplar y celebrar el amor infinito con con nos amó Jesús. Es momento de estar con Él, de dejar que su amor nos traspase y nos acerque a nuestra verdad más profunda. Momento de mirarle cara a cara y hacer nuestro su deseo ardiente de pasar esta Pascua con nosotros.

Como dice Benedicto XVI en su libro “El camino pascual”, hoy nosotros, en la situación que nos encontramos cada uno, como aquella noche los apóstoles en el cenáculo, estamos llamados a ser la chaburah de Jesús, su familia. La familia que Él fundó con aquellos que le siguieron por los caminos de Galilea hasta llegar a Jerusalén, y que sigue viva, con los amigos que con Él siguen recorriendo el camino del Evangelio ahora. Una familia que esta noche se hacen su casa, y acompaña al Maestro y al Señor.

“La Iglesia es la nueva ciudad en cuanto familia de Jesús; es la Jerusalén viviente,  cuya fe es barrera y muralla contra las fuerzas amenazantes del caos, que se confabulan  para destruir el mundo. Sus murallas se hacen fuertes en virtud del signo de la sangre de  Cristo, es decir, en virtud del amor que llega hasta el fin y que no conoce límites. Este amor  es la potencia que lucha contra el caos; es la fuerza creadora que funda continuamente al  mundo, los pueblos y las familias, y de este modo nos ofrece el shalom, el lugar de la paz,  en el que podemos vivir el uno con el otro, el uno para el otro, el uno proyectado hacia el  otro.” 

(Joseph Ratzinger. “El camino Pascual”. Ed. BAC popular, Madrid -1990.Págs. 107-113)
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s